Historia de la Fundación

La Fundación para la promoción del Minusválido es de carácter benéfico asistencial, de naturaleza mixta y particular, fue constituida al amparo del derecho reconocido en el articulo 34.1 de la constitución Española, en el articulo 35.1 del Código Civil y en la Ley 30/1994, de 24 de noviembre, de fundaciones e incentivos fiscales a la participación privada de actividades de interés general. En el presente ejerció se han promulgado sendos textos legales que han fijado el marco normativo legal en el que deberán resolverse las fundaciones en los próximos años, la Ley 49/2002, de 23 de diciembre, de diciembre de fundaciones.

El ministerio de Asuntos Sociales, a través del protectorado de Fundaciones, es el encargado de tutelar las actividades de la Fundación PROMI.

La Fundación tiene la finalidad global y básica de mejorar las condiciones de vida de las personas discapacitadas, en todas las etapas de su existencia a través de las siguientes actividades:

. Promoción de la investigación y el desarrollo (I+D).

. Servicio de Formación.

. Servicio de Evaluación (interna y externa) y de seguimiento.

. Servicio profesional de Asistencia personalizada.

. Servicio médicos de atención básica.

. Servicio de internamiento en residencias de deficientes mentales gravemente afectados, residencias de psicodeficientes, residencias de adultos semiautonomos, residencias de adultos con Alzheimer y demencia.

. Creación de modelos de promoción y desarrollo.

. Colaboración en programas y actividades.

. Promoción, coordinación y ayuda a personas y entidades con los mismos objetivos.

. Información y sensibilización.